350x200 (1).gif

Reorientará Estado 1,200 mdp de su gasto para atender contingencia por COVID-19

• Adelanta gobernador Javier Corral que el plan de emergencia económica contempla destinar recursos del Plan Estatal de Inversión para programas alimentarios, apoyo a Mipymes y obras del sector salud.

"Nosotros le pedimos a los otros poderes que hagan un ajuste de cierta cantidad; ellos sabrán cómo y de dónde realizarlo, pero nadie vamos a poder escaparnos de realizar ese ajuste al presupuesto”, destaca el mandatario

El gobernador Javier Corral informó que esta semana presentará un plan para enfrentar la emergencia económica, mediante el cual serán reorientados 1,200 millones de pesos del gasto general de Gobierno del Estado, ante el impacto que el COVID-19 generará en las finanzas públicas.


Anunció que para enfrentar los efectos de la emergencia sanitaria cerca del 30 por ciento de las obras del Plan de Inversión Estatal, será reorientado al programa de créditos de emergencia alimentaria, de subsidios y de apoyos económicos al sector informal, así como a obras del sector salud.


Añadió que dentro del “Plan Ramírez Topete”, el hospital de Cuauhtémoc, que originalmente tenía destinado un presupuesto de 90 millones de pesos, se incrementará hasta 300 millones.


El plan que será presentado a más tardar el viernes próximo, contempla una serie de ajustes al gasto para obtener recursos con los cuales se puedan operar programas de apoyo alimentario, a la salud, al empleo y al ingreso familiar, para fortalecer la situación económica de los chihuahuenses que se verán afectados por la contingencia.


En rueda de prensa virtual, el mandatario explicó que se otorgarán créditos y subsidios para micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), a través de los programas que ya tienen, pero con una bolsa adicional y una disminución en las tasas de interés.


Adelantó que se generarán algunas condonaciones en el Impuesto Sobre Nóminas, diferimientos y prórrogas fiscales a grandes empresas como “parte de lo que estamos construyendo, es un plan de muchas acciones”.


Javier Corral explicó que la caída en los ingresos afectará a los tres poderes del Estado, así como a los organismos desconcentrados y descentralizados, por lo que entrarán en una etapa de solidaridad.



En el caso de los poderes Legislativo y Judicial, dijo que solicitará sus respectivos planes de ajuste.

“Nosotros le pedimos a los otros poderes que hagan un ajuste de cierta cantidad, ellos sabrán cómo y de dónde realizarlo, pero nadie vamos a poder escaparnos de realizar ese ajuste al presupuesto”, expresó.

Destacó que uno de los componentes más importantes de este plan emergente será la reducción de sueldos, sobre todo en la compensación que perciben los funcionarios.

Reiteró que en el caso del Gobernador, su salario será reducido en un 50 por ciento y la compensación de los funcionarios del gabinete estatal legal y ampliado, disminuirá a la mitad, en una medida que incluye a los titulares de los organismos desconcentrados y descentralizados.

Detalló que para funcionarios de distintos niveles, la reducción en la compensación podrá ser de 50, 40, 30, 20 o hasta 10 por ciento.

Expuso que se cancelarán programas y proyectos, así como algunas obras en los otros poderes y organismos, “porque no hay de otra para salir de esta, tenemos que reponer el impacto en las finanzas y conseguir recursos para la emergencia y apoyo a la economía de los chihuahuenses”.

El titular del Ejecutivo estatal indicó que de esos ajustes se obtendrán recursos para esquemas como el programa alimentario, que llegará a las familias que se quedaron sin ingresos a causa de la pandemia, toda vez que no se desea que un problema de salud, luego se convierta en un problema económico y posteriormente de seguridad pública.

Dijo que el esquema busca apoyar económicamente a los pequeños restaurantes de barrio, como fondas, cafés, cocinas económicas, etc., para comprar su producción.

“Este será complementado con un programa de empleo temporal, mediante el cual se contratará a personas que distribuyen esos alimentos entre la población, casa por casa” agregó.

El mandatario consideró fundamental que a la par de lo que diseñen las entidades, el Gobierno de la República salga con un plan de apoyo a la planta productiva, tanto a las Mipymes, a la economía informal, como a los grandes empleadores de México, no solo en cuestiones de carácter económico, sino fiscal, como se está haciendo en otros países de Europa y América Latina.

“Esto es una gran demanda de los gobernadores al Gobierno Federal, que sepamos cómo vamos a concurrir con los apoyos para no duplicar padrones, articular la focalización de los apoyos que hemos determinado”, precisó.

Ejemplificó que rubros como la industria automotriz en la entidad emplea a 120 mil personas o el sector aeroespacial, que da trabajo a decenas de miles de chihuahuenses, deben cuidarse con este tipo de esquemas.

Indicó que también está la industria de la construcción, con la cual su Gobierno tiene varias obras en marcha que no se pueden suspender, porque de lo contrario traería efectos irreversibles en su continuidad.


0 vistas
Banner-reporte-Cuauhtemoc.gif
400x300.gif
295x200.gif