350x200 (1).gif

Promoverá UACH conocimientos en planta de sotol


Con el compromiso adquirido de entregar 150 mil plantas de sotol a productores de la región sur de la entidad, investigadores de la Facultad de Ciencias Agrotecnológicas de la UACH, en coordinación con el Centro de Investigación de Recursos Naturales, trabajan en la elaboración y germinación de plántulas por medio del programa “Producciones en Altas Densidades”.

Los catedráticos de la facultad son apoyados por estudiantes que cursan la carrera en Ingeniería, Maestría y Doctorado en Horticultor, así como personal del Consejo Mexicano del Sotol, asociación a la que pertenece esta institución educativa de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Incluso han sido los alumnos, quienes han construido las charolas o contenedores que presentan substrato de suelo y materia orgánica ya esterilizada y que en el ámbito agropecuario se les denomina “almácigos”, cuya definición o utilidad podría decirse que es un sitio donde los productores depositan las semillas para obtener las plántulas de los vegetales.

Algunos de estos contenedores ya se encuentran en el invernadero de la facultad, mientras que el resto fueron trasladados a las instalaciones del Centro de Investigación de Recursos Naturales, ubicado en el Rancho San Cristóbal, municipio de Jiménez, cuyo grano con la que se trabaja lo aportó esta institución.

Para conocer un poco del proceso de la elaboración del sotol, esta inicia con la recolección de semillas que se toman de la espiga de una de las plantas sotoleras, a través de golpes, sacudidas o frotadas. El objetivo es que con el movimiento brusco la semilla caiga en un recipiente tipo cedazo, para tener una pepita limpia y de mejor calidad, mismas que son tratadas con secadoras de aire que sirve para quitar impurezas o polvo sin afectarlas.

Cada almácigo o charola de madera, con las que labora el personal académico y estudiantil, cuenta con la capacidad de producir de 10 a 15 mil plántulas de sotol, que trabajadas a través del programa de producciones en altas densidades, será cuestión de dos a tres meses para que la semilla germine, se convierta en plántula y lista para que los productores las lleven a las zonas donde serán trasplantadas.

La encargada del proyecto es la investigadora Teresita de Jesús Ruiz Anchondo, que a la vez es la responsable del Laboratorio de Biotecnología de Plantas en la FACIATEC, quien dijo que la intención de la facultad, más que organizar investigaciones con fines lucrativos, es transferirle las tecnologías a los productores y sean ellos, quienes continúen con la cadena de este proceso productivo que culmina con la presentación de una botella de sotol.

Manifestó que es lamentable que a pesar de que Chihuahua es representante de sotol, como Durango y Coahuila, no se tengan datos exactos del cultivo; se sabe que se tienen el recurso natural, pero no exactamente los lugares donde existen y eso es lo que pretende hacer la facultad, recabar datos para transferirlos a procedimientos de investigación y determinar cuántas plantas por hectárea se pueden sostener mediante una agricultura intensiva y protegida.

Por esta razón, la facultad seguirá de cerca esta producción que va desde la germinación de la plántula, ofrecer a los productores asesorías en el proceso del cultivo, hasta llegar a la extracción de la piña, producto final de donde sale el jugo que conocemos como sotol, listo para fermentarse y embotellarse.

Finalmente, la maestra comentó que actualmente la FACIATEC se encuentra en la posibilidad de vender algunas plantas de sotol al público en general, su precio puede variar de acuerdo a la condición del tamaño, sin embargo la más grande no supera los 20 pesos.

Si hay personas interesadas en comprar plántula o plantas ya crecidas, puede acudir a las instalaciones de FACIATEC, o comunicarse al teléfono 614-4-39-18-44, con la catedrática Miriam Martínez.

#local

310 vistas
Banner-reporte-Cuauhtemoc.gif
picasion.com_1c6a69a61e8a82df462c1b204bb
295x200.gif