350x200 (1).gif

Había poco contacto con ellos, afirma Jefe de Campo Manitoba, sobre caso de secta polígama


Cuauhtémoc, Chih.- Como vecinos poco amigables y falta de higiene en sus propiedades, es como describen habitantes del campo 8, donde se ocultaba desde 2003, Orson William Black, líder de una secta polígama, acusado de pederastia y tráfico de personas.

Aunque muchos habitantes de la comunidad Menonita no quieren hablar de ello, poco a poco se van conociendo detalles de este caso que quedó al descubierto el pasado fin de semana, cuando la Fiscalía General del Estado apoyó para la detención de este hombre, así como el aseguramiento de 25 personas más cuyo estatus migratorio era ilegal.

Dedicados, en apariencia a la ganadería, llegaron a Cuauhtémoc, se cree en 2003 cuando huían de la justicia estadounidense desde UTAH, arribando en primera instancia a la región de Nuevo Casas Grandes, en donde fueron rechazados por la comunidad Lebarón.

Su llegada a tierras Menonitas se dio en el Rancho El Negro, que pertenece a habitantes de la propia comunidad, pero que habrían rentado los predios para que se estableciera el extranjero junto con el resto de su secta.

Franz Neufeld, Jefe de Campo Menonita Manitoba, se muestra tímido al hablar del tema, no refiere mucho, dice entre dientes "no se mucho, yo no vivo cerca de ahí", sin embargo comenta que por versiones de los propios moradores del Campo 8, ubicado a la altura del kilómetro 30 del Corredor Comercial Cuauhtémoc-Álvaro Obregón, llevaban muchos años viviendo en el Rancho El Negro.

Al parecer tenían un criadero de perros, a los cuales alimentarían con las vísceras del ganado que sacrificaban en la misma finca, en condiciones de insalubridad, lo cual generaba molestia a algunos de los vecinos.

De ninguna manera formaban parte de la comunidad religiosa Menonita, ya que no acudían a las iglesias de los campos y su comportamiento era reservado, no tenían mucha interacción con la gente y se les veía poco, afirman.

El Jefe de Campo aseguró que las propiedades no estaban a nombre de Orson Black, pues aún pertenecen a la colonia Manitoba, el Rancho El Negro le era rentado al líder de la secta por los verdaderos dueños, quienes son parte de la comunidad Menonita, pero no fueron vendidos ya que de hacerlo debían tener la aprobación de los jefes y esto, no sucedió.

Sin reclamar cuerpos de 3 jóvenes en el Rancho El Negro

En este contexto, los cuerpos de tres jóvenes, Robert, Jesse y Michael, todos de apellidos William Black, de 19, 23 y 15 años respectivamente, siguen en el Servicio Médico Forense, luego de que a principios de septiembre fueran localizados sin vida en el interior del Rancho El Negro, donde se ocultaba la secta polígama que encabezaba Orson William Black.

Aunque se desconoce si se trataba de sus hijos, los apellidos coinciden con los del detenido. No obstante, nunca se acercaron a reclamar los cuerpos y permanecen en la morgue local.

Autoridades ministeriales han notificado de su existencia a los Estados Unidos de Norteamérica, sin embargo hasta ahora nadie ha respondido por ellos. En caso de que nadie acuda, serán sepultados en la fosa común, en espera de que alguien los reclame.

Sobre la investigación del caso, no se proporcionan muchos datos, ya que la investigación sigue por parte de las autoridades ministeriales de la zona occidente, quienes determinarán la responsabilidad de quien o quienes cometieron el crimen en contra de los jóvenes Black.

Sin embargo, en medios estadounidenses se menciona que sería Orson, el principal sospechoso del triple crimen cometido en contra de los jóvenes, el pasado 10 de septiembre.

El multihomicidio, fue la alerta que atrajo la atención del FBI que tenía clasificado a este hombre, como uno de los buscados por la justicia, al cual incluso le dedicaron un programa dentro de la serie: The Most Wanted.

#local

1,267 vistas
Banner-reporte-Cuauhtemoc.gif
picasion.com_1c6a69a61e8a82df462c1b204bb
295x200.gif