350x200 (1).gif

Así es la celebración rarámuri del paso a la muerte, escrito por Romayne Wheeler


Cuauhtémoc, Chih.- El pianista predilecto de la Sierra Tarahumara, Romayne Wheeler, escribió y compartió un escrito en el cual narra cómo es el paso a la muerte de los "pies ligeros", las tradiciones y simbolismo que encierra este acontecimiento para esta cultura.

A través de su cuenta de red social Facebook, ofrece una vista al mágico y místico mundo de las culturas nativas de Chihuahua.

Me preguntan mis amigos si en la Sierra Tarahumara tenemos campos santos semejantes a las que se tienen en la sociedad moderna.

Si, casi siempre los campos santos suelen ser en la corona de un cerro, con vista hacia algún arroyo o río (como en China) y se entierran a los difuntos con el rostro mirando hacia donde nace el sol.

Se les entierra con sus instrumentos musicales y con sus vestimentas y cobijas personales.

No se colocan letreros con nombres y fechas, porque el Iwigá (el aliento de la vida) regresa con su Creador ¨Önorúame,¨ (Dios Padre y Madre, ya que lo hizo todo). El aliento de la vida - alma - no permanece en el panteón más que tres días para un hombre (porque tiene tres almas) y cuatro días para la mujer, ya que ella tiene un alma más, se dice que porque trae la vida al mundo. Durante estos días el alma se puede despedir de todo lo que amaba.

Las fiestas de despedida son más felices que los de la sociedad moderna, ya que el alma regresa a la paz y al bien-estar de su Creador, donde están bien acogidos y no sufren las cosas que sufrieron aquí en la tierra.

Las danzas también son muy alegres ... la danza típica para los difuntos es la danza de la mariposa (Nakajócare) porque el alma se convierte en una mariposa, intocable y bella , al retornar a Riwigá,,, a su terruño final.

Muchos amigos Rarámuri me confían que el Chabochi (el barbudo de fuera, que tiene tela araña en su cara) se porta tan triste y llora tanto cuando alguien fallece porque está demasiado atado a ellos y a sus pertenencias y no puede desprenderse de ellos tan fácilmente para emprender su vuelo hacia Riwigá, el terruño de su alma.

Mucho se puede aprender de esta postura hacia la muerte y me parece un modo de ver la vida y muerte de una manera más sana, armoniosa y feliz, sin todo el comercio morboso que rodea el culto a la muerte que se celebra en la sociedad moderna.

Hay mucho más que comentar, pero por hoy, los acompaño como amigo y hermano cuando recuerdan lo más valioso y bello de los seres queridos que nos han dejado.

Su Romayne para mi manuscrito: Música de la tarde Escrito el 1. de Octubre, 2017

Fotografías tomadas de Facebook/Romayne Wheeler

#principal

147 vistas
Banner-reporte-Cuauhtemoc.gif
picasion.com_1c6a69a61e8a82df462c1b204bb
295x200.gif