295x200.gif

Lleva Diconsa alimentos a la Sierra de Guachochi


El polvo se levanta ante el contacto de las llantas del pesado camión de Diconsa que conduce Alfredo Arteaga, conductor de tienda móvil que transita por brechas de terracería durante 10 horas para llegar a Mesa de Ocote, municipio de Guachochi, Chihuahua, donde la canasta básica es destinada a las pequeñas localidades asentadas en la Sierra Tarahumara.

“En el almacén rural Guachohi, el horario para salir a ruta es variable porque dependemos del clima: en temporada de lluvia tenemos que partir cuando el terreno está menos lodoso, siempre con el riesgo de deslaves o crecientes de ríos”, narra el chofer Diconsa.

“Cuando hay nevada nos preparamos para hacer un recorrido lento y alistarnos para limpiar el camino. En verano, el calor y el polvo nos sofocan a cada paso. Sin embargo, tenemos claro que los alimentos tienen que llegar a la gente, pues a donde nosotros vamos, nadie más va”, añade.

El gerente de la Sucursal Norte Centro, José Trinidad Gómez Carrasco, estima y agradece la labor de Alfredo y de muchos otros conocedores de las rutas chihuahuenses porque hacen posible que las familias más necesitadas, escondidas entre la sierra, no sufran por alimento “éste les llega en tiempo y forma, sin importar las condiciones climáticas o del camino”.

“Abastecemos a 485 pequeñas poblaciones con ocho tiendas móviles, nuestra herramienta principal para llegar a ellos con comestibles nutritivos, pues están diseñadas para circular por todo tipo de terreno”, subraya el funcionario estatal de la distribuidora, quien cita el caso de Mesa de Ocote donde solamente habitan 30 personas, no obstante, la función social de Diconsa hace el abasto llegue sin demora.

En Chihuahua se cuenta con 10 almacenes que abastecen 800 tiendas comunitarias ubicadas en 641 localidades de 62 municipios, principalmente enclavadas en la Sierra Madre Occidental, “son lugares de difícil acceso, por lo que la paraestatal se convierte en la principal proveedora de alimentos con alto valor nutricional a precios accesibles”, comenta Gómez Carrasco.

En Durango, mientras tanto, en el municipio de Mezquital, se ubica el almacén rural La Guajolota, localizado a 190 kilómetros al sur de la capital. Ahí, se concentran cerca de 24 mil tepehuanos a los que

Diconsa ofrece la canasta básica con 65 tiendas comunitarias fijas que movilizan mensualmente 410 toneladas de artículos comestibles y productos de aseo personal.

Además, con una tienda móvil se lleva alimento a 80 pequeñas poblaciones. El operador de la tienda móvil, José Carmen Morales Páez, recorre todos los días hasta 9 horas las intrincadas veredas de la Sierra Madre Occidental.

“Para llegar a San José del Llano, Los Barros, Los Alacranes y Canoítas tengo que transitar por angostas veredas, la música ameniza mi camino. En época de lluvia se producen derrumbes y eso complica mi transitar, pues tengo que bajarme para hacer a un lado las piedras o bien, agarrar mi pala y poner tierra seca sobre el lodo para que el camión pueda pasar”, señala José Carmen.

En tanto, el subgerente de la Unidad Operativa Durango, Rubén Ontiveros Palacio, expone que con un almacén central y 10 rurales se abastecen 700 tiendas comunitarias fijas, 9 tiendas móviles y un Centro de Atención a Beneficiarios.

Ontiveros Palacio abunda que, con estas acciones, la distribuidora contribuye a la seguridad alimentaria y nutricional que atienden íntegramente las carencias de las familias en situación vulnerable.

#local

40 vistas
Banner-digital-350x200px.gif
300x280-unidad.gif
350x200px.gif