295x200.gif

Reconoce Cuauhtémoc Unido a 3 personajes distinguidos


Cuauhtémoc, Chih.- La organización Cuauhtémoc Unido hizo un reconocimiento a tres personajes distinguidos de la comunidad, gente que ha servido de manera constante y decidida para lograr un cambio en la sociedad.

En vida, el homenaje comenzó en el parque San Antonio, a la altura de la vialidad Juárez y 17, en donde fueron colocadas, con un espacio entre una y otra, tres placas conmemorativas en las que es posible leer una breve reseña de los distinguidos y que quedarán como testimonio de su noble labor por la sociedad.

Hermana Herlinda Erives

Nació el 23 de Marzo de 1935 en Ciudad Cuauhtémoc. Tiene 34 años de servicio al frente del albergue “Casa Amor”, tiempo en el que ha cuidado y formado aproximadamente a dos mil niños que por diversas circunstancias quedaron en la orfandad. La Madre Herlinda, como cariñosamente la llaman decenas de niños a los que les ofrece techo, comida y mucho amor, ha dedicado su vida a proteger a las criaturas desamparadas, muchos de los que ya se han convertido en jóvenes; Originaria de esta ciudad, la madre Herlinda a los 25 años de edad se ordenó como misionera.

Don Moisés Caraveo Castillo

Nació el 26 de Enero de 1927 en Cerro Prieto. En 1952 se vino a vivir a Cd. Cuauhtémoc, donde apoyo a varios campesinos para regularizar sus terrenos. Fue Secretario del Comité que investigo el incendio realizado por actos criminales en el Templo San Antonio de Páuda. Formó parte del Comité “Pro-defensa de Cuauhtémoc”, en contra de las injusticias cometidas por la JMAS y el IMSS. En 1973 realizó gestiones para fundar legalmente la Colonia Reforma. En 1994 colaboró en la formación del albergue para niños “Casa Amor” el cual Preside.. A partir de 1998 realizó una intensa labor social en beneficio de las clases más vulnerables y fundó la “Comisión de Derechos Humanos Padre Maldonado A.C.” de la cual ocupa el cargo de Presidente.

Don Abram Olfert Neufeld

Nació el 25 de Mayo de 1930 en Ciudad Cuauhtémoc. Trabajo al lado de su padre, quien era propietario de una hojalatería y una fundidora de fierro vaciado, donde fabricaba partes para arado. En 1950 inicio un negocio de venta de lavadoras a las que les cambiaba el motor eléctrico por uno de gasolina, pues en aquellos tiempos los campos menonitas no tenían luz eléctrica. Los conocimientos aprendidos de su padre, lo guiaron para iniciar una importante empresa dedicada a la fabricación de equipos y maquinaria agrícola y ganadera. Deja un legado en la industria metal-mecánica de la cual fue pionero en la región de Cuauhtémoc. Además, ha sido un hombre preocupado y solidario con la comunidad. Las empresas que fundó son: Industrias Agrícolas Olfert, Huertas La Campana, Avena Flor del Llano e Impregnadora de Madera.

Rodeada por sus hijos, la hermana Herlinda, siempre genera la ternura de una madre, acudió a recibir el reconocimiento que siguió en el Teatro de Cámara de la ciudad, en donde Cuauhtémoc Unido le entregó un donativo que servirá para paliar las constantes necesidades que hay en la Casa Amor, la cual ha dirigido desde hace más de 30 años.

#principal

773 vistas
Banner-digital-350x200px.gif
300x280obras.gif
350-x-200-px.gif