350X280_Mesa-de-trabajo-1-980x784.png

100 años de los menonitas en México



Cuauhtémoc, Chih.- Hoy 8 de marzo se cumplen 100 años de la llegada del pueblo Menonita a México; un siglo de que esta progresista comunidad arribó a la estación del tren de San Antonio de los Arenales, hoy ciudad Cuauhtémoc. Durante este tiempo, los menonitas conservan su cultura y religión, pero dan pasos decididos hacia la modernidad.



La historia de los menonitas está estrechamente ligada a su religión anabaptista y a su continuo peregrinar por Europa en búsqueda de tierras en donde pudieran mantener su estilo de vida sencillo, ser pacifistas y profesar su fe. En lo que concierne a su destino en México, la historia inicia en Canadá.



El Historiador y Cronista de la Ciudad, Marcelino Martínez, explica que luego de vivir muchos años en Canadá, algunos menonitas vieron mal una serie de cambios en la política de dicho país hacia su comunidad, que incluían el cumplimiento del servicio militar. Por ello en 1919, nuevamente salen a buscar otras tierras en donde vivir, recorrieron Estados Unidos y Latinoamérica sin encontrar lugar.



En 1921, los comisionados Julios Wiebe, Cornelius Rempel, David Rempel Benjamín Goertzen

y Klass Heide logran del gobierno del General Álvaro Obregón, en México, una concesión bajo la total aceptación de condiciones y características que ellos plantearon y en el estado de Chihuahua, en la región de Bustillos, adquirieron 200 mil acres ( 100 mil hectáreas) que compraron al latifundio Bustillos y Anexas.



El 8 de marzo de 1922 llegó a San Antonio de Arenales el primer tren de muchos que traerían a muchas familias de menonitas que desde entonces forman parte de la población de los municipios de Cuauhtémoc, Riva Palacio, Namiquipa, Cusihuiriachi, y recientemente Ojinaga y Villa Ahumada; posteriormente se movilizaron a otros estados.



En la actualidad hay Campos Menonitas en varios estados del país, pero la más alta concentración es en Cuauhtémoc, con entre 26 y 27 mil habitantes: le siguen municipios como Namiquipa y Riva Palacio. Estos tres lugares fueron los asentamientos originales en su llegada a México en 1922.



Las colonias más grandes en el país están localizadas también en Cuauhtémoc, con más de 100 campos, estas son la Manitoba y la Swift Current, cuyos nombres recuerdan lugares de su origen canadiense. También hay colonias en Sueco, Ojo de la Yegua, Santa Clara, Oasis.



En México existen colonias menonitas en Chihuahua, Durango, Zacatecas, Campeche y Quintana Roo. A nivel mundial destacan colonias en Canadá, Bolivia, Paraguay, Argentina y Brasil.



Ya sea por motivos personales, comerciales, educativos, familiares o sólo turismo, existe comunicación constante entre las colonias de los distintos países.



De acuerdo a consideraciones del comunicador menonita Abraham Siemens, casi la totalidad de los menonitas sigue profesando diferentes versiones de la fe original anabaptista, y una porción muy pequeña ha migrado a otras religiones, pero también dentro del ámbito cristiano.



En cuanto a su religión, esta surge en el siglo XVI por parte de los seguidores de Menno Simons, exsacerdote católico que comenzó a predicar la fe anabaptista y un apego más estricto a las escrituras bíblicas.



Regularmente se ve a los menonitas como una comunidad muy tradicionalista que vive atrapada en el siglo XIX, pero para Abraham Siemens, en esta región ya no existen colonias tradicionalistas y por el contrario, las comunidades y ministros son más progresistas que hace 40 años. Las comunidades que aún se apegan a la tradición de manera radical se movilizaron a Campeche, Bolivia y Paraguay.



Una de las características por lo que se conoce a los menonitas del noroeste del estado, es que muchos de ellos son poliglotas, el miembro promedio de la comunidad habla hasta 4 idiomas, que son el alemán, usado en actividades religiosas y escolares; su idioma étnico y el uso diario el plautdietsch, también conocido como alemán bajo; español; y recientemente han adquirido el inglés, por cuestiones comerciales.



En educación han cambiado mucho; décadas atrás las escuelas estaban dirigida a la enseñanza bíblica y al trabajo. En la actualidad más del 95 por ciento de los niños y jóvenes cursan por lo menos estudios básicos de aritmética, leer y escribir en escuelas de la comunidad, o en instituciones con valides ante la SEP. También cada día hay más jóvenes interesados en actividades deportivas y artísticas, y han estado ingresando a estudios de nivel superior.



Cuando los menonitas llegaron a chihuahua, su economía se basaba en la agricultura y cria de animales de granja; pero ahora, su economía es muy diversa y se desarrollan actividades de agroindustria, metalmecánica y comercio.


1258 visualizaciones
350x200.gif
REPORTE CUAUHTEMOC 350 x 200.gif
350x200.gif